sábado, 1 de enero de 2011

No me digas ni que es difícil ni que es imposible... no me digas nada, quédate en silencio.

En este momento hay seis mil cuatrocientos setenta millones,  ochocientos dieciocho mil, seiscientos setenta y un habitantes en el mundo. Algunos huyen asustados. Otros vuelven a casa. Algunos cuentan mentiras para poder sobrevivir. Otros se enfrentan a la verdad. Algunos son hombres malos en guerra contra el bien. Y algunos son buenos, y luchan contra el mal. Seis mil millones de personas en el mundo. Seis mil millones de almas. Y a veces solo necesitas a una.


(no escrito por imaginateimaginando)




¿Año nuevo, vida nueva?


Ni siquiera sé por qué te echo de menos si has sido tú el que peor me has tratado. En serio, píntate un bosque y piérdete en él. Pero cuando lo pienso llego a la conclusión de que el llorar sirve de poco y soñar para flipar. Los recuerdos para hacer daño, las canciones para cantar y el cantar para que llueva.  Jamás y te digo ya, que jamás tendrás lo que quieres, porque si lo quieres es, porque no lo tienes, y si no lo tienes es porque ya lo has tenido. Porque si lo has tenido te importaba y si te importaba lo has perdido, porque lo dices en pasado. Y que hoy me duele la cabeza, y se me saltan las lágrimas si me imagino tu cara en otro lugar, en otro momento y con otra persona... Se me cae el mundo si veo tu foto.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta tu bloggg:D
teeeee sigo

Dejavu dijo...

Me encanta tu blog :) Te sigo, si quieres pasate por mi blog y miralo! Seguire comentando por aquí(:
Un besito